Así la fundación Maker migrará hacia la descentralización total

Autor: Gonzalo Mora.

La Fundación Maker comienza el mes de mayo dando un nuevo paso para la transición hacia una organización completamente descentralizada. El importante avance se dio con la transferencia de 84.000 MKR tokens de su fondo de desarrollo al módulo de gobernanza de MakerDAO. Es ahora la organización la encargada sobre el destino de esos fondos. 

El ecosistema Maker: mucho más que un protocolo

Para lograr una mejor comprensión de este evento, es importante repasar quiénes son los actores involucrados y cómo es la dinámica de su relación. De esta forma podemos enmarcar mejor este suceso en el proceso mayor de descentralización que rige como objetivo principal de Maker.

En primer lugar tenemos a la Comunidad Maker, en ella se engloban todos los individuos y organizaciones que usan o apoyan tanto DAI como MKR (el token de gobernanza de Maker). Este apoyo es el núcleo fundamental a la hora de lograr que Maker exista y triunfe dentro del ecosistema cripto. Por lo que al hacerte de DAI, también pasas a formar parte de esta gran comunidad. En definitiva, la comunidad es MakerDAO.

Quote: MakerDAO significa “Maker decentralized autonomous organization”, que en castellano significa organización autónoma descentralizada Maker. Si quieres leer más sobre las DAO, te invitamos a leer nuestro artículo “¿Qué son las DAOs y los tokens de gobernanza?”.

Por otro lado, tenemos también a los tenedores de MKR. Ellos son quienes se responsabilizan de la gobernanza del sistema de DAI. Son en definitiva quienes aplican el control mediante derechos de voto otorgados por poseer el token mencionado. Ellos son quienes aprueban todos los parámetros del protocolo, tanto cuáles son los distintos tipos de colaterales que respaldan a DAI, como las medidas de seguridad a tomar frente a posibles elementos dañinos para el ecosistema.

Por último, tenemos a la Fundación Maker, la cual fue la encargada de darle vida al sistema y asegurar su supervivencia con el pasar del tiempo. Su meta siempre fue terminar por disolverse en favor de esta última forma de organización autónoma descentralizada (la DAO). 

La Fundación se ha encargado de emplear personas para brindarle el suficiente desarrollo a MakerDAO. Es por esto que la descentralización es su prioridad máxima. Cabe resaltar que la Fundación no ocupa ningún lugar de privilegio frente a la comunidad en su conjunto. 

Avanzando a paso firme

Si hay algo que caracteriza a la comunidad Maker es la solidez y transparencia con la que encaran su proyecto. Desde el principio de su constitución la fundación se encargó de señalar que es preferible avanzar de forma escalonada pero segura, con tal de garantizar la fiabilidad de los movimientos. Y eso mismo fue lo que hicieron. 

La Fundación está completamente comprometida con lograr una verdadera descentralización de forma estable y segura. Tiene que proteger al sistema frente a peligros de largo plazo como el vacío de poder en un sistema de gobernanza no lo suficientemente desarrollado. Además, es crucial una máxima estabilidad para mantener los numerosos acuerdos con las empresas que trabajan en el desarrollo y la adopción de DAI. Deben encargarse de eliminar cualquier posible punto de falla. 

Para lograr la total descentralización de Maker, desde la Fundación plantearon la necesidad de contar con tres elementos centrales: 

Contribuidores electos pagos: aunque el protocolo y su gobernanza se afianza en el uso de contratos inteligentes, también se necesita del componente humano para garantizar los desarrollos necesarios y las respuestas a los futuros desafíos con los que se encuentre la comunidad. Estos contribuidores pagos incluyen tanto a desarrolladores, como a asesores legales, contadores, etc. 

Propuestas de mejoramiento Maker (MIPs por sus siglas en inglés): en estas propuestas la comunidad puede -y debe- sugerir las modificaciones pertinentes, ya que son críticas para la evolución del sistema de gobernanza y del propio protocolo. 

Delegados elegidos por voto: al tomar la comunidad un rol cada vez más determinante, será fundamental que todos los miembros tengan una participación activa. Para lograr mayor participación es que se introducen los delegados por voto, ya que cualquier tenedor de MKR podrá unirse con otros en pos de lograr mayor preponderancia a la hora de decidir. Aquellos tenedores que decidan voluntariamente no votar, podrán delegar su voto a un delegado, que funcionará como representante de tal unión. 

La entrega del fondo de desarrolladores desde la Fundación hacia la gobernanza de MakerDAO se enmarca en este contexto, sin ningún tipo de contrapartida. Habiendo avanzado sustancialmente por este camino, a la Fundación ya solo le queda encargarse de su propia disolución, dejando lugar por fin, a su gran objetivo: la total descentralización de Maker.

De esta forma, lo que le depara tanto a MKR como a DAI, está próximo a depender pura y exclusivamente de su comunidad, lo cual representa un desafío muy grande. Por eso, desde Buenbit, como integrantes de la misma, confiamos plenamente en ella y apostamos cada día a lograr una mayor adopción de esta tecnología. 

Como vemos, esto no se trata solamente de una plataforma financiera más. En realidad, también estamos formando parte del inicio de un sistema de gobernanza a todas luces innovador y, por sobre todas las cosas, transparente e inclusivo. Creemos que todos juntos vamos a poder estar a la altura de este maravilloso proyecto, y te invitamos a que seas parte del mismo. 

¡La historia de MakerDAO con Dai es fascinante! Te invitamos a escucharla en nuestro BuenPodcast episodio 9, en donde conversamos con Gonzalo Balabasquer, ingeniero de software en MakerDAO. ¡También está disponible en Spotify y Google Podcast!