Una de las grandes ventajas de las cadenas de bloques es su capacidad para crear tokens de manera fácil, rápida y segura. Esto permite la creación de activos cripto sintéticos. En este artículo te contamos de qué se tratan y para qué se usan.

Desbloqueando liquidez

El ecosistema cripto está compuesto de múltiples cadenas de bloque. Cada una de ellas con sus propias características, ventajas y desventajas. Sin embargo, la interoperabilidad entre las distintas cadenas está recién dando sus primeros pasos.

Esto quiere decir que la comunicación entre las cadenas (el envío de información, o de tokens, por ejemplo) es limitada. Reduciéndose mayormente a la existencia de ciertos bridges o “puentes” concretos que permiten realizar ciertas transferencias entre ellas.

Debido a esta situación, tenemos un panorama en donde a los usuarios les puede resultar trabajoso conseguir tokens que se encuentran en redes ajenas a la red donde poseen sus criptomonedas.

Esta inconveniencia en definitiva termina reduciendo la movilidad del dinero, o lo que es lo mismo, limitando la liquidez del ecosistema en su conjunto. Por este motivo es que constantemente se buscan formas de incrementar la interoperabilidad entre las distintas cadenas.

Una forma de mejorar esta situación nace a través del uso de sintéticos cripto. Estos son tokens que lo que hacen es replicar el precio de otro activo, como lo es una criptomoneda nativa de otra red.

Al tratarse de tokens que existen en una cadena de bloques en particular, permiten a los usuarios mantener su dinero en esa misma red, a la vez que le brindan exposición a un abanico mayor de criptomonedas de diversas cadenas.

Además, se puede resaltar que los sintéticos cripto también pueden representar el valor de activos externos a la blockchain, lo que abre la posibilidad para tokenizar activos tales como acciones de empresas.

Un ecosistema en constante expansión

Al tratarse de tokens emitidos en una blockchain, es de suma importancia saber también que cualquiera puede emitirlos, la importancia está en saber qué entidad lo hizo y si sus tokens cuentan con el respaldo necesario. Por suerte, gracias a la transparencia de la blockchain, esta información se puede ver en todo momento y por cualquier persona.

Una de las entidades más destacadas  de la industria que emite este tipo de activos sintéticos crypto no es otra que Binance. Gracias a ello, permite a los usuarios de su ecosistema descentralizado la exposición a tokens de otras cadenas. 

Un ejemplo servirá mucho para mostrar cómo funcionan estos activos. Tal como muestran en este artículo, utilizan reservas para mantener un sintético de Bitcoin, respaldado al 100% por bitcoins en reserva. 

Por otra parte, también es vital comprender que este tipo de tokens se encuentran en cadenas de bloques diferentes, por lo que la compatibilidad entre redes no está garantizada

Lo que esto implica es que no se puede enviar estos tokens desde una cadena de bloques directamente a otra. Por más que compartan el nombre del token, se trata de activos con el mismo valor, pero existentes en diferentes redes. 

Veamos otro ejemplo. Aquí tenemos el contrato inteligente creado para la emisión de tokens sintéticos que siguen el precio de ADA, la criptomoneda nativa de la red de Cardano. Esto permite exponerse a esta moneda, sin salir del ecosistema de la BNB Smart Chain (BSC)

Una forma sencilla de diferenciarlos es conociendo la dirección de depósito que se usó para recibir estas criptomonedas. Si contamos con tokens de ADA en la BSC, entonces significa que utilizamos una dirección de depósito como la siguiente: 0xF4CDfD4232688Bd7bF5631E1E95300Ed50105111*, que comienza con el prefijo “0x”. 

Por otra parte, ADA depositado en la red de Cardano, utiliza otro tipo de direcciones, que empiezan con el prefijo “addr1”, tal como esta: addr1q9aaehcaxh59gwwwh4480xdjr9cf0u5d6q52pph7x9n2kuhtu6t3ha9ex4g243pz640k3n66eyt9mlf6pgr74wpj88equ26wxz*.

Querer enviar ADA directamente de la dirección con prefijo “0x” a la dirección con prefijo “addr1” resultaría en una pérdida de fondos, ya que si bien se trata de activos con el mismo valor y nombre, se encuentran en redes diferentes, uno es sintético y otro no. 

Las ventajas de contar con este tipo de activos son notorias. Sin embargo, siempre es necesario conocer cómo funcionan para evitar toparse con inconvenientes inesperados que pueden perjudicarnos. 

*Aclaración: Las direcciones utilizadas como ejemplo no pertenecen a Buenbit. No envíes por ningún motivo tu dinero a ninguna de ellas.