¿Cómo diferenciar un proyecto legítimo de una estafa?

La innovación dentro de la industria cripto es enorme. Todo el tiempo están saliendo nuevos proyectos legítimos y llevarles el ritmo a todos no es tarea sencilla. Sin embargo, las estafas lamentablemente también crecen a la par. 

Demasiado bueno para ser verdad

Las estafas que podemos encontrar en el ecosistema son de todo tipo, algunas muy básicas, otras más elaboradas, pero todas tienen el mismo fin: dejarte sin tu dinero. Es por eso que la suma precaución es fundamental a la hora de navegar por estos espacios. 

Como ejemplo de una estafa simple -pero lamentablemente muy extendida y con fuerte impacto- tenemos los “regalos” que se realizan en Youtube. Los estafadores utilizan grabaciones previas de referentes cripto en conferencias y le suman una leyenda del estilo: estamos entregando a nuestros seguidores nuestra criptomoneda. Por cada moneda que envíes a esta dirección recibirás el doble.

Cuando algo suena demasiado bueno para ser verdad. Es porque usualmente lo es. Es importante remarcar que en cripto una vez transferido el dinero a otra dirección, la transacción es irreversible

Siempre hay que tener en claro a dónde estamos mandando nuestro dinero. Un pequeño error de cálculo y no habrá a quién reclamar. Siempre vale la pena hacer una revisión extra, puede salvarte de una mala pasada. 

¿Proyectos… legítimos?

Con todas las historias de ganancias dentro de la industria, es natural que muchos quieran encontrar la siguiente moneda que va a multiplicar 100 veces su valor. Esto los estafadores lo tienen claro y están constantemente buscando nuevos objetivos.

Antes de entrar con tu dinero en algún proyecto debes investigar mucho sobre el mismo. Cuáles son sus redes oficiales, cuáles son sus partners, si es que los tienen y fundamentalmente cuáles son sus canales de comunicación reales. 

Abundan canales de comunicación falsos que utilizan la imagen de un proyecto legítimo para quitarte tu dinero. Siempre es importante prestar atención y tener esto presente. 

En esta industria, tu dinero se encuentra protegido por tu clave privada, todo usuario o “proyecto” que te pida los datos sobre ella nunca tendrá buenas intenciones. Entregar tu clave privada es entregar todo tu dinero cripto. Nunca debe ser una opción. Ningún proyecto legítimo te la solicitará jamás. 

Por otro lado, también existen los conocidos esquemas pumps & dumps en donde el token de un proyecto sube de forma espectacular atrayendo mucho la atención para luego bajar repentinamente hasta desaparecer con tu dinero. 

El token SQUID, prometiendo un juego basado en la serie Squid Game es un claro ejemplo de un esquema pump & dump

Antes de entrar en ningún proyecto debés investigarlo: conocer su plan de trabajo, revisar si poseen un whitepaper, si quienes se encuentran desarrollándolo cuentan con experiencia y reputación dentro del ecosistema. De lo contrario las posibilidades de perder tu dinero son mayores. 

Ponzis 3.0

Si de estafas se trata, las peores son las que aparentan tratarse de un proyecto legítimo, pero no son más que esquemas ponzis reformulados que aprovechan la infraestructura cripto. 

Para discernir si un proyecto tiene tintes de tratarse de un esquema de este estilo existen ciertos indicios que te ayudarán a dilucidar si estás en presencia de uno o efectivamente es un proyecto real. 

Cuando se trata de cripto, las ganancias pueden ser desorbitantes, es cierto. Pero ningún proyecto legítimo te garantizará rendimientos. Nunca. Si te cruzas con uno que te garantiza una cierta rentabilidad sin riesgos estamos frente a una primera señal de alerta. 

Otra señal de alerta nos viene dada si este proyecto te exige el bloqueo de tus fondos en una billetera que no controlas. En la mayoría de los protocolos cripto siempre tendrás la posibilidad de retirar tu dinero en cualquier momento

Por supuesto, hay excepciones, pero siempre con alguna razón más que simplemente “obtener mayores rendimientos”. Definitivamente, bloquear tu dinero por un extenso período de tiempo no es una buena señal. 

La señal de peligro más grande de todas es cuando el proyecto te incentiva económicamente a ingresar referidos. Que tus rendimientos dependan de cuánta gente puedes traer definitivamente no es una buena señal. 

Cualquiera sea el supuesto modelo de negocio innovador ofrecido, si existe un importante hincapié en el ingreso de nuevos participantes entonces existen muchas posibilidades de que te encuentres frente a un esquema piramidal. 

Si un proyecto cuenta con una o varias de estas características lo mejor es mantenerse al margen del mismo. Si no terminas de entender de dónde salen las ganancias, entonces es muy probable que el proyecto no llegue a buen puerto. 

El mundo cripto como cualquier otro sector en rápido crecimiento posee todo tipo de alternativas y ninguna de ellas es libre de riesgos. Nunca dejes de realizar tu propia investigación para determinar si vale la pena ingresar o no.