¿Cómo es el camino del Buenbitero?

En Buenbit creemos que las criptomonedas son el futuro, pero también son el presente. Nosotros adaptamos las mejores herramientas de esta maravillosa industria para que todos puedan usarlas con seguridad y simpleza. ¡Bienvenidos al Camino Buenbitero!

Un paso a la vez

Todos sabemos lo duro y trabajoso que resulta ahorrar.  Pero si a eso le tenemos que sumar el hecho de que la moneda de curso sufre de una devaluación constante la tarea se vuelve titánica. 

Como es natural, el refugio de valor lo termina ocupando otra divisa, lo que en países como Argentina lleva a una constante escasez de dólares que se termina resolviendo con restricciones que dificultan la obtención de esta divisa. 

Acá es donde inicia el Camino Buenbitero. Comienza en cada persona que quiere proteger su sueldo de la devaluación y por eso lo transfiere a Buenbit, quizá primero para cambiar sus pesos por dólares. 

Cree -y no sin razón- que nada es más seguro que el billete norteaméricano, ¿y qué mejor que poder conseguirlo a un precio realmente competitivo desde la palma de su mano? ¡Encima sin cepo!

Pero entrar a Buenbit tiene sus consecuencias: la curiosidad termina triunfando y al ver que existe una criptomoneda, que no solo mantiene de forma estable el valor del dólar, sino que puede generar intereses diarios, más temprano que tarde llega El Gran Paso. 

Lo que comenzó como un puente termina volviéndose el primer objetivo: ahorrar con Dai e invertirlos con solo tocar un botón. La seguridad que presenta el respaldo de Dai y la tranquilidad de poder retirar el dinero en todo momento hacen que nos preguntemos cómo el colchón pudo ser una gran opción a tener seriamente en cuenta. Otros tiempos. 

Poco a poco, y con cada operación exitosa realizada, nos vamos dando cuenta que mucho de lo que se dice sobre las criptomonedas es ruido, se trata más de un miedo a lo desconocido que de temores realmente fundados. 

No es magia, es cripto

Esto nunca se trató realmente de especulación para hacernos millonarios de la noche a la mañana. En absoluto. Esto siempre se trató de autonomía. De tener opciones potentes para que lo que elijamos hacer con nuestro dinero sea una decisión consciente, y no simplemente la desesperanza de que no nos quede otra y conformarnos. 

Una vez abierta la puerta al mundo cripto es muy difícil de cerrar. Invertir en otras criptomonedas comienza a ser no solo una opción viable, sino ya una oportunidad inmejorable. Bitcoin y Ethereum dejan de ser solamente nombres que escuchamos al pasar en el noticiero para pasar a ser parte de nuestro portafolio de inversión, por más modesto que sea. Cada satoshi cuenta. 

Si a eso le sumamos poder invertir estas monedas también, ¿qué más se puede pedir? Pero nosotros siempre queremos darte más. Y por eso también sumamos Cardano (ADA), Binance Coin (BNB) y Polygon (MATIC) no solo para que puedas diversificar tus activos, sino para que puedas seguir empapándote de este grandioso ecosistema. Las cripto vinieron a transformar el mundo, y vaya si lo están haciendo. 

Lo mejor de todo, es que a la hora de gastar, también estamos con vos. La tarjeta Mastercard prepaga te permite realizar gastos en cualquier lugar del mundo y desde nuestra plataforma también la podés usar para pagar tus servicios. 

Incluso estamos ahí para cuando no querés tocar tus ahorros pero circunstancias desafortunadas lo requieren. Con los préstamos colateralizados sabés que tenés hasta 12 cuotas sin interés para salir del apuro sin tener que desprenderte de tu dinero. 

Puede que parezca demasiado bueno para ser real. Pero… hace no tanto tiempo, si alguien te decía que un aparato te iba a servir para que un desconocido te traiga ese plato que tanto te gusta de tu restaurante favorito, puede que te le hubieses reído en la cara. 

El camino hasta ese momento va a ser largo, pero nosotros lo sabemos muy bien, y lo cierto es que recién estamos calentando motores. Después de todo, el camino cripto es un camino de ida. Animate, no perdés nada.