¿Cómo explicarle sobre cripto a cualquier persona?

Tratar de explicarle sobre cripto a alguien más puede ser una tarea un tanto difícil. En este artículo te comentamos de qué forma podemos trabajar sobre esto y aprender más al mismo tiempo. 

Primero lo primero

El mundo cripto es fascinante, tan fascinante que a quienes nos atrapa nos suele volver monotemáticos. Tenemos muchas ganas de que todo el mundo se entere, conozca y aprenda a usar esto que vino a transformar el mundo.

Pero, a la hora de expresarlo con palabras, puede que más de una vez hayamos hecho agua a la hora de querer explicar en profundidad de qué se trata el asunto. Nos damos cuenta de que en realidad hay muchas cosas que no sabemos. 

Darnos cuenta de esto es muy bueno, ya que nos da la pauta de que tenemos mucho por aprender. Como dicen por ahí, solo entendemos algo cuando tenemos la seguridad de que podríamos explicárselo a cualquiera que tenga 6 años. 

Como todo, lo mejor siempre es arrancar por el principio, y las criptomonedas no son la excepción. Bitcoin es el principio y una vez que entendemos cómo funciona, podremos construir una base de conocimiento mayor y más robusta. Además, será mucho más fácil entender en qué se asemejan y en qué no el resto de las criptomonedas.  

Es bueno siempre usar ejemplos, analogías, que permitan poder ver de forma más tangible de qué se trata todo este asunto. Así, de a poco, habrá más certezas que dudas a la hora de transmitir el conocimiento. 

Explicar Bitcoin no es tarea sencilla, más sabiendo que hay tanto por conocer y descubrir. Pretender que sabemos al 100% no tiene sentido, es algo imposible. Sin embargo, siempre se puede intentar, con cada intento, el conocimiento se profundiza. 

Bitcoin: el comienzo del camino

A la hora de explicar, siempre es fundamental poder responder la siguiente pregunta: “¿qué problema busca resolver?”. Este suele ser un disparador que nos puede llevar muy lejos. 

En el caso de Bitcoin, buscaba resolver la transferencia de valor de forma digital, sin la necesidad de depender de un tercero. Encontrar un método tal para que dos extraños puedan intercambiar mercancías en cualquier parte del mundo, sin depender de una moneda propia de algún país en particular.

Al conocer el objetivo, podemos ver ahora ¿cuál fue la forma que encontró para llevarlo adelante? Acá es donde nos vamos a adentrar un poco más en lo que es Bitcoin en sí, para luego dilucidar sus mecanismos.

También es importante separar por temas. De esta forma, va a ser más fácil abarcar varias aristas del sistema y ver cómo cada parte cumple su rol en el esquema general. 

En esencia, Bitcoin es un gran libro contable. Usemos un ejemplo. 2 amigas que deciden irse de vacaciones juntas, también deciden llevar en una lista todos los gastos que va a hacer cada una. Al terminar las vacaciones, pueden ver quién pagó qué y cuánto gastaron. Ven quién le debe a quién, saldan la diferencia y listo. Los registros contables permiten transferir valor.

Esta “lista”, en donde registraron los gastos, es la esencia del libro contable. Bitcoin replica esto pero en una escala muchísimo mayor, con un detalle no menor: agrega una capa de seguridad para poder realizar este procedimiento sin necesidad de tener que confiar en el resto de las personas que usan la lista. ¿Qué pasa si una de las 2 amigas anota por error -o a propósito- más dinero del que realmente gastó?

Si bien Bitcoin en esencia es un libro contable, esto lo hace de forma digital, y en su forma digital Bitcoin es un protocolo. Tal como internet es un protocolo que permite a dos computadoras comunicarse y transferir información, Bitcoin es un protocolo que permite transferir valor de forma digital. 

¿Dónde está lo innovador? Es otra pregunta clave para seguir desentrañando el asunto. En este caso, si bien lo innovador es el conjunto, se destaca el hecho de la inexistencia de una autoridad central que regule el funcionamiento del protocolo. Cualquiera puede unirse a la red de forma independiente, y para poder modificar algún parámetro, se necesita un consenso generalizado. Toda persona que opere un dispositivo conectado a la red, tiene voz y voto a la hora de decidir el futuro de la moneda.

¿Y qué hay de la minería? Hablar de la minería es hablar del mecanismo de consenso, conocido como Proof of Work. Pero eso nos daría para un artículo nuevo. Por eso, te dejamos a vos que pruebes intentar explicar esta parte utilizando el método que nos llevó a responder las preguntas anteriores. Un puntapié puede ser: ¿qué función cumple la minería dentro del protocolo de Bitcoin? ¿Y en Ethereum, qué cosas cambian?¿Cuáles se mantienen?

Confiamos plenamente que siguiendo estas pautas, pronto vas a poder explicarle a todos mucho mejor de qué se tratan las criptomonedas,  y, lo mejor de todo, es que sin lugar a dudas vas a aprender muchísimo en el camino vos también.