gobernanza-descentralizada-dao

¿Cómo funciona una gobernanza descentralizada?

Autora: Diana Aguilar 

El término “gobernanza descentralizada” es referido constantemente por proyectos en el campo de criptomonedas y blockchain. Esta forma de administración de proyectos permite el crecimiento de proyectos mediante la participación activa de sus miembros. Esta forma de democracia llama cada vez más la atención, ¿de qué se trata?

¿Qué es gobernanza descentralizada?

Cuando hablamos de “gobernanza” en el contexto de desarrollo con tecnología blockchain, nos referimos a un conjunto de reglas básicas que mantienen la estructura interna de un proyecto. 

Asimismo, un proyecto que trabaja con tecnología blockchain puede ser centralizado -con sus creadores o con una jerarquía mayor tomando decisiones- o descentralizado. En el segundo caso, los proyectos introducen cambios en sus reglas mediante votaciones donde participan todos sus miembros.

La gobernanza descentralizada es entonces una forma de gobierno democrático. En este caso, se puede operar con sistemas de votación mediante la emisión de tokens que pertenecen al proyecto y le dan poder de decisión a los miembros.

Ya existen varios proyectos donde los miembros de una red pueden votar por ciertos cambios, como es el caso de Bitcoin. Ahora, la gobernanza descentralizada está tomando una nueva forma con las organizaciones autónomas descentralizadas (DAO).

Las DAO

En pocas palabras, las DAO son sistemas autónomos con una tesorería incorporada. Estos proyectos son gestionados por la comunidad a través de votaciones, ofreciendo incentivos económicos que provienen de su fondo de liquidez. Es decir, los participantes son pagados con tokens nativos del proyecto.

Al actuar de forma totalmente independiente de cualquier otro proyecto e impulsados por el trabajo de su propia comunidad, estas organizaciones han sido descritas incluso como “organismos vivos”. 

Un factor importante de las DAO es que ejecutan sus reglas con el uso de contratos inteligentes. Estos son programas que permiten la autogestión de procesos en la red, permitiendo a la organización convertirse en un sistema autónomo y limitar las acciones de la comunidad a las reglas de gobernanza que permitan la participación con transparencia y previsibilidad.

Asimismo, existe una variedad de proyectos basados en este sistema, permitiendo el trabajo conjunto de personas en todo el mundo con objetivos comunes. Este tipo de gobernanza descentralizada la podemos ver en proyectos como MakerDAO o Uniswap. 

Actualmente, muchas decisiones en estos proyectos están centradas en actualizaciones de protocolo y asignación de fondos. Próximamente, podríamos estar viendo su aplicación para la toma de decisiones en el mundo real.