Se creó un consejo de minería de Bitcoin: ¿Es la solución del impacto medioambiental?

Autor: Gonzalo Mora.

El pasado 10 de junio Michael Saylor a través de su cuenta de Twitter anunció públicamente la creación oficial del Bitcoin Mining Council, una asociación de mineros independientes principalmente de América del Norte. Mucho se estuvo especulando al respecto sobre el rol que pretendían cumplir dentro del ecosistema, no con pocas críticas. Sin embargo, la iniciativa resulta prometedora y a continuación veremos el porqué. 

“La minería es una cualidad del protocolo, no un problema”

Las noticias sobre el preocupante consumo energético de Bitcoin abundan. De hecho, se puede notar el aumento de las mismas mediante enunciados de funcionarios públicos de diferentes gobiernos como España o Estados Unidos, utilizando esta idea como justificación para criticar al sector y proponer la búsqueda de alternativas gubernamentales supuestamente mejores. 

Frente a esta situación, no queda más remedio que seguir difundiendo contenido de calidad con información fehaciente del consumo energético de Bitcoin. Y esto es precisamente lo que la nueva entidad busca realizar. 

Convencidos de las bondades de Bitcoin, esta asociación -respaldada por grandes empresas del sector como MicroStrategy, BlockCap, Marathon y Galaxy Digital- plantea que los beneficios obtenidos por asegurar la red de Bitcoin son muchísimo mayores que el consumo eléctrico utilizado por la red. 

En esta línea, explican que la misión del Consejo no es otra más que la de promover la transparencia de la minería, compartir las mejores prácticas de minado y educar al público en general sobre los beneficios, tanto de Bitcoin como de la minería de dicha moneda. La minería de criptomonedas no solo tiene una huella de carbono muy marginal en relación a otros sectores, sino que es de las más altas en uso de energía renovable.

Si hay algo de lo que están seguros, es de las ventajas a corto y largo plazo que provee el sector, por lo que instan a cualquier minero que quiera formar parte del consejo a unirse con el único requisito de compartir datos de su uso energético y del tamaño de su granja de minería con el solo propósito de tener mayor información tanto para educación como para futuras investigaciones.

La descentralización de Bitcoin, más fuerte que nunca

Cuando todavía no había nada oficial sobre el tema, hubo muchos rumores sobre el futuro funcionamiento de este Consejo, principalmente al haber sido Elon Musk quien comunicó mediante Twitter que participó de una reunión en el mismo. Bastantes voces salieron a burlarse de la iniciativa al pensar que se trataba de algún intento por parte de unos pocos de lograr una especie de control sobre la red. 

Para tranquilidad de todos, solo fueron rumores. Desde esta organización son plenamente conscientes del funcionamiento bajo el cual opera el protocolo de Bitcoin. Es por eso que incluso aclaran que no se encuentra dentro de sus pretensiones decirle a ningún minero lo que tiene que hacer ni cómo hacerlo. 

Desde su página oficial específicamente aclaran que no son sino otro actor más dentro de la comunidad y que su espacio existe para el intercambio de ideas e información. Nuevamente, la idea principal es la divulgación de esta tecnología y de ser fuente de información fehaciente sobre temas muy presentes en las narrativas públicas sobre el sector cripto como lo es el consumo energético de Bitcoin. 

Lo que efectivamente tendrá lugar en este Consejo serán reuniones cuatrimestrales en donde se presenten las tendencias existentes en el minado de Bitcoin, buscar alianzas con líderes en el sector de investigación de la industria para confeccionar reportes educativos y publicar de forma open-source las mejores prácticas de los mineros para lograr que la industria crezca.

Por último, este Consejo aclaró que Musk no forma parte del mismo y solamente participó de una reunión educativa. La idea fue de Michael Saylor, CEO de MicroStrategy y uno de los promotores de Bitcoin más relevantes de la actualidad. 

Sin dudas, esto se trata de una iniciativa realmente interesante que vale la pena seguir de cerca. La única forma de mostrar las ventajas del sector cripto es mediante la verdad y la transparencia. Aunque cueste, creemos que el camino de la información de calidad y la divulgación de la misma es el que hay que seguir y celebramos que se ponga en marcha una organización que persiga estos objetivos. El camino es largo, pero la única forma de lograr un cambio es empezando a caminar.