¿Cuál es el respaldo de Dai?

Autora: Diana Aguilar.

Entender el mecanismo detrás del respaldo de la moneda estable Dai es un tema que puede parecer un poco técnico. Gracias a su protocolo, la moneda digital ofrece a los usuarios estabilidad en su precio al estar sustentada por el valor de no una, sino múltiples criptomonedas, lo que conocemos como “sobrecolateralización”. Veamos cómo evolucionó este sistema y cómo funciona ahora.

Una breve historia de DAI

Haciendo un repaso desde su creación, Dai ha pasado por varios cambios para ajustarse a las necesidades de su comunidad y proveer mayor estabilidad. Lanzada oficialmente en 2017, la moneda digital partió de la idea de Rune Christensen, uno de los fundadores de la fundación Maker, de crear un “dólar digital” descentralizado y sin volatilidad. ¿Cómo lograron esto?

Para empezar, la idea de emplear criptoactivos como colateral fue implementada por primera vez en un concepto financiero llamado Posición de Deuda Colateralizada o CDP por sus siglas en inglés. Este es un proceso hasta entonces exclusivo para Dai en el mundo de las criptomonedas y funciona con el depósito de un criptoactivo, obteniendo a cambio un préstamo en Dai.

Este sistema comenzó admitiendo sólo ether (ETH) como colateral, en un sistema de único colateral (Single Collateral SAI-DAI). Luego en 2019 el protocolo incluyó otros tokens de Ether -conocidos como ERC-20-, para servir como colateral, comenzando el concepto de multi-colateralización.

Asimismo, se cambió el concepto de CDP por vaults o bóvedas, definidas como un sistema en el Dai Multi-Colateral (MCD en inglés). Estas bóvedas operan como contratos inteligentes donde los usuarios depositan sus activos digitales para generar Dai, almacenándolos de forma separada y retirándolos al saldar su deuda en Dai.

El nuevo sistema multicolateral comenzó soportando depósitos en Basic Attention Token (BAT), USDCoin (USDC) y Wrapped Bitcoin (WBTC). Desde entonces, la stablecoin ha reunido más de 20 criptoactivos como forma de respaldo. De esta forma, el sistema se asegura de que los depósitos se realicen con criptoactivos cuya valoración supere el de la cantidad total de Dai emitidos, “blindando” su valor estable frente al dólar estadounidense. Esto lo conocemos ahora como sobrecolateralización.

DAI en la actualidad

Más recientemente, el protocolo Maker se vio en la necesidad de proveer mayor liquidez, ya que muchos Dais fueron generados a partir de depósitos empleando USDC como colateral, pero este tipo de colateral no tiene liquidaciones activadas. Debido a esto, se corría el riesgo de que los usuarios abandonaran sus vaults o bóvedas, generando más deuda que colateral en este criptoactivo.

En vista de este problema, fue introducido el Módulo de Estabilización de Paridad (PSM), una solución que permite a la gobernanza de Maker reemplazar el uso de colateral con stablecoins. 

Mediante este sistema, se emplea un tipo de colateral especial con USDC donde en vez de aceptar esta stablecoin como colateral para obtener Dai, permite el intercambio entre ambos criptoactivos siempre y cuando haya suficiente liquidez para la operación. De esta forma, Dai mantiene un valor 1:1 con USDC en el mercado, ofreciendo mayor liquidez y estabilidad cuando hay un alza de precios y cuando hay oferta de Dai.

Desde el punto de vista de usuario, esto sencillamente significa que existe mucha más liquidez confiable para generar Dai a partir de otros criptoactivos, como ETH. Asimismo, nos permite intercambiar nuestros Dai por moneda fiduciaria desde nuestras vaults o bóvedas.

El futuro de DAI

Las mejoras realizadas desde el protocolo Maker junto con las próximas implementaciones en la red Ethereum 2.0 prevén una combinación de escalabilidad, estabilidad y liquidez a Dai. De esta forma, la stablecoin se perfila como una de las alternativas más atractivas para usuarios en busca de reservas de valor frente a la devaluación.

Esto sirve especialmente a los usuarios en busca de soluciones a la pérdida de valor en monedas fiduciarias, siendo Latinoamérica una región que ha demostrado buena recepción al uso de Dai como alternativa para el ahorro, como es el caso de Argentina.

El nuevo dólar digital se ha dado a conocer como una solución que permite el ingreso a la economía digital con criptomonedas al poder adquirir fácilmente un criptoactivo cuyo valor sigue la cotización de la moneda estadounidense. Asimismo, también es posible comenzar a generar ingresos pasivos con la stablecoin, siendo Buenbit una plataforma confiable en este proceso para nuevos usuarios.