¿Cuál es el respaldo de las criptomonedas?

Autora: Diana Aguilar.

“¿Qué es lo que le da valor a las monedas?” Es una pregunta común cuando comenzamos a aprender de finanzas. Las monedas conocidas como fiat o fiduciarias, generalmente están respaldadas por las economías y la confianza del público de los gobiernos que las emiten. En ese caso, surge otra pregunta en la economía digital y descentralizada: ¿qué es lo que respalda a las criptomonedas?

¿Quién o qué controla a Bitcoin?

Cuando hablamos de respaldo, puede ser que hagamos referencia a qué es lo que hace que una moneda tenga valor suficiente para ser utilizada como poder adquisitivo. En el caso de las criptomonedas, la respuesta simplificada es la confianza en su protocolo y en las medidas económicas o de desarrollo delineadas por cada proyecto. 

Tal es el caso de Bitcoin, cuyo protocolo -al igual que muchas criptomonedas como Ether (ETH)- opera en una red de contabilidad descentralizada (blockchain) que muestra de forma transparente y pseudo-anónima las transacciones realizadas en la red. Al ser redes descentralizadas, no cuentan con un solo ente encargado de emitir reglas en la red, sino que se valen de su participación abierta para mantener la seguridad y desarrollar nuevas mejoras al protocolo.

Precisamente el factor de la descentralización hace que Bitcoin y las criptomonedas sean atractivas para el libre mercado. Al operar fuera de las restricciones de los gobiernos, no se pueden emitir más BTC de lo que dicta su protocolo (evitando la inflación), tampoco se pueden confiscar (cierre de cuentas, suspensión de servicios, etc.) y se pueden intercambiar por otras monedas, criptográficas o fiat, otorgando libertad financiera a quien las posee.

Confianza en el protocolo

Asimismo, en el caso de Bitcoin este protocolo o conjunto de reglas que rigen el sistema incluye en su función mecanismos de protección de los fondos en la blockchain. Una de las mejor conocidas reside en la actividad de minería, la cual opera con el algoritmo de Prueba de Trabajo, un sistema de recompensas por confirmar transacciones y mantener la seguridad de la red. 

Por otra parte, también está el factor de la escasez de estas criptomonedas. En el caso de Bitcoin, la emisión de la criptomoneda es finita, cortando su emisión por la mitad cada 4 años de manera ininterrumpida. En el caso de ETH, por ejemplo, este es un factor al que se le dará relevancia muy próximamente, afectando al resto del ecosistema DeFi o de finanzas descentralizadas que opera sobre esta red. 

Si bien la mayoría de las criptomonedas en el mercado operan bajo los mismos fundamentos que Bitcoin, existen otras monedas cuyos protocolos están hechos para conservar valores estables a diferencia del mercado tradicionalmente volátil. Stablecoins como Dai, emitida por la plataforma de MakerDAO, por ejemplo, emplea un protocolo multicolateral donde su valor se mantiene estable al usar más de un activo para mantener su valor.

En otras palabras, esto quiere decir que cada Dai que circula está respaldado por un colateral que tiene un mayor valor. De manera específica, todos los colaterales que funcionan como respaldo triplican el valor de todos los Dai en circulación.

De hecho, ya se están emitiendo Dai con respaldo en bienes raíces. Si de alguna manera el respaldo en criptomonedas resulta abstracto, esta coalición con el mundo físico podría atraer más claridad cuando se habla de este “respaldo”.

Igualmente, siempre debemos fijarnos en los detalles de los proyectos con criptomonedas que nos llamen la atención en el mercado. Conociendo sus protocolos y características, también somos capaces de combatir estafas y preservar la seguridad de nuestros fondos.