Ganar criptomonedas con videojuegos: Así funciona el play to earn

Cuando la industria cripto se combina con la industria de los videojuegos pueden pasar cosas fascinantes: gracias a las características de ambos mundos se está desarrollando una nueva categoría de juegos, conocidos como play-to-earn, en donde los jugadores pueden ganar dinero real por jugarlos. A continuación te contamos de qué se trata esta nueva tendencia. 

El tiempo es oro

Para poder comprender de qué se trata todo esto y por qué es tan disruptivo, imaginemos este escenario: luego de pasar horas y horas frente a la pantalla, lograste conseguir ese objeto por el que tanto habías luchado, sea un trofeo de la liga de fútbol, una espada legendaria, o una armadura dorada. 

Cualquiera que haya jugado un videojuego conoce y puede apreciar esa hermosa sensación de gratificación que se genera luego de superar ese tan dichoso desafío. Sin embargo, una vez conseguido, ese objeto que ahora forma parte de tu colección no sirve más que para usarlo hasta el hartazgo o quizá presumirlo con amigos. 

¿Qué pasaría si ese objeto fuese tuyo? Es decir, que exista por fuera del propio juego, y que no solamente lo “tengas” almacenado en la cuenta de Steam, de Playstation, o, para los más veteranos, en la memory card de la play 2.

Con la llegada de los NFTs, esto se volvió una realidad. Los objetos propios del juego pueden ser NFTs que sean almacenados en tu billetera cripto, lo que te dará un control muchísimo mayor sobre ellos. Esto abre un sinfín de posibilidades.

Los objetos que ganes dentro del juego, por ejemplo, al ser NFTs, pueden venderse sin ningún tipo de inconvenientes mediante los protocolos cripto.

Si bien ya hace tiempo existen juegos en donde hay gente que se dedica a conseguir objetos preciados, o entrenar personajes para venderlos, los juegos del estilo play-to-earn llevan esto a un nivel completamente nuevo: el puro concepto de ganar dinero jugando no es un extra, es la propia esencia de este tipo de juegos, son creados para con este fin en mente. 

Al infinito… ¡y más allá!

Sin dudas el juego líder de todo este creciente ecosistema es Axie Infinity. Iniciado en el 2019, este revolucionario proyecto está demostrando que la combinación entre el mundo de los videojuegos y el de las criptomonedas no solo es posible, sino que vino para quedarse y transformar por completo la forma en la que disfrutamos de jugar.

El juego gira en torno a unas adorables criaturas llamadas “Axies”. Estas mascotas pueden ser de diferentes clases, donde cada clase tiene beneficios y penalizaciones con respecto a las demás. Tal y como es el clásico concepto “piedra, papel, o tijera”, tan presente en el ya clásico universo Pokémon. 

Fuente: axieinfinity.com

En principio, los jugadores pueden dedicarse a conseguir “pociones” -llamadas SLP por sus siglas en inglés- o pueden dedicarse a reproducir axies. Para esto último es que sirven las SLP, creando una relación simbiótica entre ambos grupos de jugadores.

Al ser NFTs, los axies se encuentran alojados en las propias billeteras virtuales de los usuarios, lo que les otorga plena libertad para comprarlos y venderlos en el mercado. Además, cada axie es la combinación genética de sus padres y abuelos, lo que hace que sea prácticamente imposible encontrar dos axies totalmente idénticos. 

Por su parte, los SLP son tokens ERC-20, es decir, una criptomoneda en toda regla alojada en la red de Ethereum. Una vez retiradas del juego (cada 15 días), los jugadores pueden optar por venderlas, usarlas o especular con su precio con total libertad. Y si bien el precio fluctúa, al momento de escribir este artículo, lograr obtener mensualmente entre 500 y 1.000 dólares mensuales es algo enteramente posible. 

¿Demasiado bueno para ser verdad?

¿Dónde está la trampa? ¿Cómo gana la empresa? Son algunas de las primeras preguntas que todos nos hacemos al ver estos números. Para empezar, en el caso de Axie Infinity el modelo de negocio es muy claro: los desarrolladores cobran una comisión de 4,5% por cada venta concretada, por lo que está en su interés que haya cada vez más usuarios jugando

Otra cosa a tener en cuenta, son los precios de entrada que se manejan, el precio mínimo de cada axie ronda los US $350, mientras que un equipo medianamente competitivo se encuentra dentro de los US $1300-1500, lo cual es una importante barrera de entrada. 

Sin embargo esto no siempre fue así, ya que los precios fueron evolucionando a la par del ingreso de jugadores. Antes era posible conseguir un buen equipo por US $50-100. Hoy se trata de la plataforma de NFTs número uno en volumen de ventas, y los números cambian en consecuencia. 

Fuente: cryptoslam.io

Además, también se desarrollaron sistemas de “becas”, en donde usuarios dueños de varios axies se los otorgan a sus becados para que jueguen y compartan las ganancias entre ambos. 

Axie Infinity sin duda está demostrando de lo que son capaces de hacer ambas industrias en conjunto, y muchos juegos más están siguiendo este modelo. Si bien recién están despegando con fuerza, el camino está marcado y puede que la industria de los videojuegos cambie por completo en un futuro no muy lejano. 

De todas formas, es importante ser conscientes que también se trata de una inversión, por lo que no deja de traer aparejados riesgos que es importante sopesar. El mundo cripto vino para innovar y vaya si lo está haciendo, y si bien todavía se trata de un sector en incubación, el potencial que tiene es inmenso, y ya lo está demostrando.