Se viene una inflación global: ¿Cómo protegerte con criptomonedas?

Cuando se habla de criptomonedas suele aparecer rápidamente la cuestión de la volatilidad, supuesta piedra de toque del sector. Sin embargo, cuando ampliamos la mirada al contexto internacional, aparece en el horizonte un elemento cuya relevancia es cada vez más necesaria tomar en cuenta: la inflación.

El elefante en la sala

Con la respuesta sin precedentes a la pandemia por parte de las instituciones financieras internacionales, principalmente la Reserva Federal de Estados Unidos a través de los cuantiosos estímulos económicos generados mediante emisión monetaria, la inflación está empezando a preocupar no ya a escala nacional, sino también a nivel global.

Desde marzo del 2020 el aumento de la emisión del dólar es apabullante, y esta situación no tiene indicios de cambiar en un futuro cercano, ya que quien dirige la institución encargada de regular dicha emisión postula que un escenario inflacionario puede existir, pero su carácter sería de índole temporaria.

Sin embargo, existen datos que ponen seriamente en tela de juicio tales afirmaciones, como el aumento en los precios de las commodities, y si el precio de estos bienes -que en su mayoría son materias primas- se mantiene, inevitablemente impactarán también en los precios de los bienes finales. 

En esta misma línea, el Índice de precios al consumidor de abril de Estados Unidos trepó hasta el 4.2%, cifra que no se alcanzaba desde el 2008, fatídico año para la economía global. Una cifra muy por encima de lo pronosticado por la propia Reserva Federal, como también por expertos analistas del sector.

Para que tomemos dimensión del nivel de emisión actual del dólar, en solo un año se imprimió aproximadamente el 25% de todos los dólares en circulación en la actualidad. El incremento definitivamente es, por lo menos, sorprendente.

No solo las personas cuyos ahorros se encuentran en dólares son las que sufren la depreciación de dicha moneda, sino también los inversores institucionales, lo que los lleva a buscar alternativas con una tasa de retorno mayor para poder superar esta caída del poder adquisitivo que indefectiblemente termina sufriendo el dólar.

Asimismo, cabe destacar el hecho de que el dólar, al ser actualmente la moneda mundial por defecto, se encuentra en las reservas de la mayoría de los países, por lo que su depreciación es un efecto que repercute en prácticamente todo el mundo.

¿Cómo proteger nuestros ahorros?

Frente a este escenario, encontrar una alternativa se vuelve imperioso. Una opción frente a esto es lograr hacerse de algún bien que se vea beneficiado por esta situación. Ejemplo de ello son las propiedades, pero su precio es realmente prohibitivo para la mayoría de las personas. 

Otro ejemplo podría ser el oro, gracias a su relativa escasez ha sido un lugar común en situaciones de este estilo. Sin embargo, su performance no ha sido muy buena y de no adquirirse en lugares específicos, puede conllevar grandes riesgos de falsificación. 

En definitiva, los mejores activos contra la inflación son aquellos que cuentan con una oferta limitada, ya que no pueden ser fácilmente devaluados mediante un incremento de su existencia en circulación. 

En este aspecto, Bitcoin cumple con creces estas cualidades, ya que cuenta con una oferta máxima de 21 millones de unidades y una política monetaria transparente y predecible.  Y si la volatilidad suele verse como un riesgo muy elevado, cuando nos enfocamos en el largo plazo, Bitcoin no hizo más que apreciarse como ningún otro activo lo hizo nunca. 

Precio histórico de Bitcoin en dólares en escala logarítmica. Fuente: Tradingview

Además de ser cada vez más los que comparten esta opinión, hoy por hoy ya son varios los inversores de alto renombre -entre ellos Paul Tudor Jones, Stanley Drikenmiller o Bill Miller– los que ven en Bitcoin una alternativa prometedora frente a los problemas que enfrenta el dólar en estos momentos. 

Por último, otra alternativa puede ser la de mantener posiciones dolarizadas, pero no de forma pasiva. En vez de atesorar billetes que se deprecian, opciones de inversión que logren superar los índices de inflación también resultan atractivas. Una de ellas, disponible en nuestra plataforma, es la inversión de DAI en plataformas DeFi desde nuestra app, cuyo rendimiento histórico se aproxima al 8%. 

En cualquier caso, los datos más recientes apuntan en una dirección clara: la inflación es un fenómeno que devino una cuestión global. Frente a este contexto, es importante conocer alternativas a la hora de lograr proteger e incrementar nuestros ahorros. Ya que son la mejor herramienta que tenemos a la hora de querer planificar y construir nuestro futuro.