¿Las criptomonedas son para largo plazo o corto plazo?

Con el reciente máximo histórico de Bitcoin, la euforia comienza a aparecer en el mercado. Crece la expectativa de ganancias y con ella la cantidad de personas que ponen sus ojos en las criptomonedas. En este artículo abordaremos una de las dudas más frecuentes: ¿cómo invertir en criptomonedas?

Un paso a la vez

Como la mayoría de las veces, las preguntas complejas tienen una respuesta concreta: depende. La pregunta del título no es la excepción y quizá sea una en donde mejor encaje esta respuesta. 

¿Por qué la mejor respuesta “simplemente” es “depende”? Porque la realidad es que existen muchos factores a la hora de determinar si las criptomonedas son una inversión de corto, largo, o ningún plazo. 

Más importante que esta pregunta es pensar en primer término, ¿qué estoy buscando yo al invertir en criptomonedas?¿Quiero protegerme de la devaluación?¿Quizá obtener millones de dólares para retirarme mañana?¿Quiero apoyar una forma de dinero que rompe con la lógica actual?

La respuesta sincera a esas preguntas nos acercará más a conocer -y determinar- los plazos que mejor se acomoden a nuestros deseos y necesidades. Puede parecer una sorpresa, pero lo cierto es que cualquier inversión es muy personal, por lo que no hay respuestas correctas. 

Sin embargo, sí existen lineamientos generales, experiencias (propias y ajenas), consejos de profesionales, sugerencias e intuiciones que pueden guiarnos a la hora de establecer nuestros objetivos. 

Siempre lo mejor es empezar respondiendo cuestiones básicas que todos deberíamos plantearnos antes de invertir nuestro dinero: ¿conozco el activo en el que quiero depositar mi dinero?¿Entiendo los riesgos que ello puede conllevar? ¿Tengo la voluntad necesaria para asumirlos?

Si las respuestas a estas preguntas son afirmativas, entonces significa que estoy tomándome este asunto con la responsabilidad que amerita. Si no lo son, entonces no estoy invirtiendo, estoy dejándole mi destino a la suerte. 

Tomarnos el tiempo necesario para hacer las cosas bien nos prepara mucho mejor para enfrentar los diversos escenarios que se nos presentan a la hora de invertir. 

La importancia de la planificación

Si te dijera que juntes a 11 personas (incluyéndote) para jugar un partido de fútbol contra el PSG de Messi, ¿pensarías que tienes chances de ganar ese partido? Yo tampoco. 

Querer entrar al mercado para comprar barato y vender caro es lo más parecido al ejemplo anterior. Excepto que seas trader, las posibilidades de salir ganando son extremadamente bajas. 

En un ambiente volátil como lo es el mercado de las criptomonedas, es de vital importancia saber qué es lo que estamos haciendo. Tener un plan. La mayoría de las veces, comprar la criptomoneda del momento, porque un conocido se volvió rico, termina mal. 

Si no nos queremos dedicar a ser traders, y aceptamos nuestras limitaciones, entonces sí podremos planificar una estrategia más adecuada. Veámoslo con Bitcoin como ejemplo.  

La volatilidad es una constante. Sin embargo, si miramos el gráfico, en el largo plazo el activo no hizo más que subir en relación al dólar estadounidense. En todo este período muchas cosas pudieron haber pasado. 

Quien haya comprado a principios de 2014 habrá tenido que esperar 3 años para ver a su inversión recién volver al valor inicial. Habrá también quienes en ese momento vendieron y siguieron acumulando porque confiaron en el proyecto, o, quizá, porque eran profesionales del mercado. 

Una estrategia para surfear la volatilidad es la que se conoce como Dollar Cost Average (DCA). Comprando religiosamente cada cierta cantidad de tiempo un monto fijo del activo que queremos tener, logramos mitigar fuertemente los bruscos cambios en el precio. 

Por supuesto, para que esta estrategia dé sus frutos, es crucial la confianza propia en el activo en cuestión. Sea Bitcoin o cualquier otro. La única forma de generar esa confianza es aprender sobre dicho activo, conocerlo, educarse. 

Nosotros en Buenbit confiamos en que las criptomonedas son el futuro -y el presente-. Apostamos a esta industria y trabajamos incansablemente aportando nuestro grano de arena a ella. Y es por eso que queremos que todos las usen, porque conocemos sus beneficios.

Pero al final del día, lo concreto es que cada quién define cuál es la mejor estrategia para invertir su dinero. Qué es lo que se adapta a nuestros deseos. Lo importante es no dejar de conocer y descubrir cuáles son las mejores alternativas disponibles.