Levantamos USD 11 millones para potenciar nuestras soluciones financieras en toda Latinoamérica

En nuestra primera ronda (Serie A), liderada por el fondo Libertus Capital, representamos un fuerte impulso a nuestra labor por la inclusión de personas y empresas de Latinoamérica en la criptoeconomía y nos ratificamos como referente en la industria a escala regional.

Buenos Aires, julio 2021 | Después de presentar nuestros productos en la Argentina y ratificarlos en conjunto como una solución financiera para el ahorro y la inversión de todos los ciudadanos de este país, les queremos contar con mucha alegría que levantamos 11 millones de dólares —cifra récord en lo que respecta a Series A de compañías cripto en la región— de la mano de Libertus Capital y otros 12 inversores internacionales.

“El objetivo de esta ronda de inversión es consolidar a Buenbit como player principal de la industria cripto a nivel regional. Es clave porque nos permite seguir sumando el mejor talento a nuestro equipo: estamos armando un dream team para construir la aplicación cripto líder del futuro para Latinoamérica. Queremos que todos los usuarios de la región puedan aprovechar los beneficios que ofrecen las criptomonedas de una manera simple, transparente y segura”, expresó Federico Ogue, cofundador de Buenbit y actual CEO

Para fines de 2021, planeamos estar 100 % operativos en Perú, Colombia y Brasil, y con esta expansión superar el millón de usuarios registrados, consiguiendo así un crecimiento superior al 200 %. De esta manera, apuntamos a replicar el liderazgo logrado en la Argentina en cada uno de los países en los que abriremos operaciones, con la intención de convertirnos en una de las opciones más elegidas por los latinoamericanos para ahorrar, invertir y comenzar a utilizar las criptomonedas en sus transacciones cotidianas. 

Federico Ogue y Julián Fraiese, cofundadores de Buenbit.

Ogue, nuestro CEO, subrayó asimismo que la misión de Buenbit consiste en ayudar a resolver los problemas cotidianos de los latinoamericanos derivados de un sistema financiero disfuncional: “Vivimos en una región que padece a diario flagelos como la alta inflación, devaluaciones periódicas, altos costos transaccionales, inseguridad (policial y jurídica) o falta de herramientas de ahorro e inversión fácilmente accesibles. Las criptomonedas —en particular, las stablecoins— y el mundo de las finanzas descentralizadas (DeFi) contienen elementos de respuesta muy potentes a cada una de esas problemáticas. Sin embargo, para el gran público, siguen siendo algo desconocido, críptico, de difícil acceso”.

Es por eso que desde Buenbit queremos ser un puente entre esa revolución tecnológica y los 650 millones de latinoamericanos. Y para ello estamos construyendo un producto muy completo y fácil de usar, que allane el ingreso al ecosistema cripto a los recién llegados, pero también que convierta a las criptomonedas en una herramienta utilizable en transacciones cotidianas (como el ahorro, el crédito, los pagos o las remesas), más allá de la mera especulación financiera”, concluyó Ogue.

Crecimiento actual de nuestra base de usuarios y volumen operado en Buenbit.

Por su parte, Libertus Capital es un fondo europeo de Venture Capital fundado en 2017. Invierte en compañías relacionadas con la tecnología blockchain y las tecnologías de la información. “Apoyamos con entusiasmo al equipo de Buenbit que continúa desarrollando productos y servicios que hacen que las criptomonedas sean de más fácil acceso en la Argentina y en el resto de Latinoamérica. Las criptomonedas se están convirtiendo rápidamente en parte de la vida diaria de las personas, y el equipo de Buenbit y su plataforma tienen una preparación óptima para prestar servicios a esos usuarios y para realzar la inclusión, la estabilidad y la libertad financieras en la región”, comunicaron desde el equipo del fondo.

Otros de los inversores que también participaron de la ronda son los reconocidos empresarios argentinos Matías Nisenson, Alec Oxenford y Nicolás Mindlin. “Como inversor, busco emprendedores con una misión clara. Federico Ogue, CEO de Buenbit, no va a frenar hasta cambiar la realidad financiera de los latinoamericanos. Estoy orgulloso de lo logrado hasta aquí y feliz de seguir apoyándolo junto a este fantástico grupo de inversores. Prepárense para lo que viene, próximamente un unicornio argentino más”, declaró Nisenson.

Según Oxenford, “Buenbit tiene muchos ingredientes para ser un éxito: un equipo pionero en la industria, muy entusiastas, inversores de primer nivel y un mercado cripto acercándose a la masa crítica”. Por último, Mindlin afirmó: “Estamos muy orgullosos de convertirnos en accionistas de Buenbit. Es fundamental tender puentes que faciliten el acceso de todos al sector de las inversiones y las criptomonedas, y creemos que Buenbit está posicionándose como uno de los players más importantes de la región para poder llevarlo adelante”.

La lista de inversionistas la completan las compañías Galaxy Digital, F J Labs y Amaiya Management, y los empresarios Patricio Worthalter, Ed Moncada, Jonathan Chu, Scott Wood, Ariel Sbdar y Jaime Gutiérrez.

Un estudio de Chainalysis afirma que algunos de los mismos factores que alimentan la ola de tecnología financiera de América Latina, como problemas de acceso a bancos y la necesidad de enviar y de recibir remesas, están impulsando patrones únicos de uso de criptomonedas más allá de la inversión especulativa común en otras regiones. En esta línea, para responder a la necesidad de los usuarios cripto que no dejan de crecer y de necesitar más y mejores servicios, Buenbit se postula como player principal para la inclusión de usuarios en la criptoeconomía de América Latina.