¿Me voy a volver millonario? Ganancias con criptomonedas

Cada vez que surge el debate acerca de si las criptomonedas pueden ser consideradas dinero, o qué tan viable puede ser su uso como medio de intercambio, refugio de valor y unidad de medida, los críticos más férreos señalan que son demasiado volátiles para cumplir estas funciones.

En primer lugar, esta apreciación no es del todo correcta ya que existen las stablecoins, que son criptomonedas que tienen la característica de ser estables ya que su cotización está ligada al valor de otro activo como el dólar, el euro o el oro. Un ejemplo claro de ello es DAI, que sigue al valor del dólar estadounidense.

En segundo lugar, la característica de la volatilidad que suelen tener criptomonedas como bitcoin es vista generalmente desde una perspectiva negativa, aunque también podría destacarse un lado positivo: la volatilidad de precios brinda oportunidades a los inversores que, si son bien aprovechadas, pueden generar ganancias muy atractivas.

La forma más obvia de explotar la volatilidad de las criptomonedas es comprar cuando el precio es bajo y vender cuando es alto. Sin embargo, nadie tiene la bola de cristal para saber en qué momento exacto una criptomoneda va a subir o bajar de precio.

Lo que sí se puede hacer y es recomendable para todo aquel que desee tomar ganancias es siempre tener un plan de salida, tanto para aprovechar las subidas en un mercado alcista como las caídas de precios en el mercado bajista. Si contamos con una estrategia, tendremos muchas chances de obtener ganancias y minimizar pérdidas.

¿Qué es un bull-run o bull-market?

En los últimos meses, definitivamente hemos vivido un mercado de criptomonedas alcista como quizás nunca antes. Cuando un mercado se mantiene en tendencia creciente por varios días, a ese mercado se lo considera un bull-market.

Desde la caída de marzo de 2020 hasta ahora, han habido crecimientos muy importantes en el mercado de las criptomonedas. Este crecimiento desmesurado probablemente enfrente a muchas personas a los enemigos más peligrosos de quienes deciden invertir: la codicia, la avaricia y el FOMO.

Quote: FOMO son las siglas de “Fear Of Missing Out”, una expresión utilizada en el mercado de criptomonedas para referirse al miedo de perderse de algo, o miedo a quedarse fuera de una oportunidad.

Esto sucede porque las criptomonedas cotizan en un mercado libre, sin regulaciones, y dependen únicamente de la oferta y demanda de los que operen en él. Esto lo hace muy susceptible a la especulación, y por esta razón es que en ocasiones existen percepciones erróneas acerca de los activos digitales. 

Para más información acerca de los errores que con más frecuencia se propagan sobre las criptomonedas, recomendamos leer este artículo que hemos publicado acerca de los mitos más comunes.

Aprender a tomar ganancias

En un mercado alcista como el que vivimos hace un año, hay cosas importantes que deben tenerse en cuenta. Una de ellas es aprender a tomar ganancias, algo que muchos no saben cómo y cuándo hacer y que, por dejar pasar la oportunidad, terminan perdiendo una buena parte del valor de su porfolio.

Es fundamental entender que un bull-market no dura para siempre. Si vemos todos los días porcentajes positivos del 20%, 30%, 40% e incluso hasta del 100% en distintas criptomonedas, es una señal para preguntarse cuán sostenible es ese comportamiento, hasta dónde podría llegar o cuándo podría haber una corrección de mercado.

En el ambiente de las criptomonedas, ver este tipo de altibajos es bastante común. Es por esto que educarse es imprescindible. No buscamos sembrar miedo ni preocupación, sino alertar que esos porcentajes de ganancias no son sostenibles en el tiempo. Esta información es particularmente útil para los nuevos adoptantes de criptomonedas que no han vivido un mercado alcista de este tipo anteriormente o que, por el contrario, es lo único que conocen.

Quienes sí han experimentado otros bull-markets entienden que hay que saber aprovecharlos, encontrar las oportunidades, y tener un plan de salida si es que no se piensa ahorrar a largo plazo. Por ejemplo, hay personas que ahorran en bitcoin independientemente de su precio porque creen que, a pesar de los altibajos, a la larga su valor aumentará y no buscan tomar ganancias.

Ahorrar en bitcoin es posible, y bastante fascinante. Si quieres aprender más al respecto, te recomendamos el BuenPodcast episodio 12, especialmente dedicado al ahorro en BTC. También podés encontrarlo en Spotify y Google Podcast.

Eso está muy bien, pero si se quisieran tomar ganancias, se pueden elaborar estrategias para que la codicia no se convierta en nuestro mayor enemigo. En primer lugar, es importante entender que hay una diferencia entre el precio y el valor intrínseco que ofrece cada criptomoneda. 

Más allá del aspecto especulativo, el verdadero valor de cada criptomoneda reside en el proyecto que tiene detrás y el diferencial que ofrece. En el caso de Bitcoin, propone un sistema de intercambio sin intermediarios, descentralizado y con emisión limitada, algo totalmente nuevo para la economía a la que estamos acostumbrados, regida y controlada por estados y bancos.

Por otro lado, es fundamental saber en qué momento del mercado nos encontramos. Una estrategia que se suele utilizar en mercados alcistas es tomar ganancias de a poco, cada cierto porcentaje de suba que se considere satisfactorio.

Esto dependerá del análisis que cada uno haga sobre un activo y las expectativas de ganancia que se quieran lograr. Entonces, la estrategia consiste en ir asegurando retornos a medida que el valor de un activo va subiendo, dado que nos es imposible saber cuál será su tope. De esta manera, si nuestro activo llegara a bajar, ya habremos asegurado al menos parte de la ganancia, y si sigue subiendo podremos vender aún más arriba.

Es muy importante aclarar que esto no es un consejo financiero sino  una descripción de una de las estrategias que pueden ser utilizadas para tomar ganancias a tiempo. La marcada tendencia alcista de los últimos meses es un claro indicador para, al menos, prepararse: es imposible saber hasta dónde continuará el bull-market, pero lo que sí es seguro es que no va a durar para siempre.

Entonces, es probable que al tomar ganancias la criptomoneda vendida pueda seguir subiendo, pero recuerden que la ambición desmedida nos podría hacer perder lo ganado. Por eso es aconsejable tener un plan de salida, saber de antemano qué porcentaje de ganancia apuntamos a sacar, y que no hace falta retirar todas las ganancias al mismo tiempo sino que se puede hacer de manera escalonada, para así achicar los márgenes de lo que podríamos llegar a perder.

Nuestra recomendación es que sean muy cautelosos y aprender también a no lamentarse si nuestro activo sigue subiendo una vez que tomamos ganancias. Tener un plan es tan fundamental como la investigación y la inversión: la diferencia entre tenerlo y no tenerlo puede ser que todo nuestro trabajo sea desperdiciado o que avancemos a pasos agigantados. Recuerden: nadie puede saber a ciencia cierta cuándo se va a terminar un bull-market. ¡Si lo supiéramos seríamos todos millonarios! Y siempre siempre siempre DYOR (Do Your Own Research, “hagan su propia investigación”), investiguen de qué se trata cada proyecto en el que quieran invertir dinero, la tecnología que hay detrás, y aprendan acerca de los ciclos que suele tener el mercado.