¿Qué es el criptoarte?

El mundo de las criptomonedas no solo hizo evolucionar al dinero. Ahora, con Ethereum, la digitalización del mundo físico avanza aceleradamente con soluciones adoptivas que abarcan rubros como el de los videojuegos,  las bienes raíces, el deporte, y hasta el arte. Últimamente, el sector artístico ha sido uno de los más impactados, y ha creado un nuevo mercado de nicho en torno a lo que la comunidad llamó criptoarte. ¿En qué consiste la tokenización de piezas artísticas y cómo se ha desarrollado este mercado?

Los NFT cambiaron las reglas del juego

NFT son las siglas de Non-Fungible Token, que en español significa “Token No Fungible”. La fungibilidad es la característica que hace a un objeto reemplazable por otro idéntico. Un billete de 1 dólar es exactamente igual que otro billete de 1 dólar, y se puede crear otro billete idéntico que reemplace a los anteriores. Eso es la fungibilidad, y como podemos ver, es una característica común de todo el dinero del mundo.

Entonces, la definición de “no fungible” es lo contrario. En este caso, un objeto no fungible es único, irrepetible y no es replicable de ninguna forma. Estamos hablando de objetos con capacidad de convertirse en coleccionables. Como ejemplo más representativo podemos mencionar a la Mona Lisa. ¿Quién puede hacer una Mona Lisa idéntica a la original? Nadie, por eso, es un bien no fungible.

¿Cómo se lleva esto al ámbito digital? Ya que, realmente, en nuestras computadoras podemos copiar y pegar casi todo lo que veamos en Internet. La característica coleccionable es escasa con los elementos digitales.

La respuesta está en la certificación. Si cada elemento digital del Internet tiene una certificación, realizada de la misma forma digital, es posible ver coleccionables digitales. Pero esta certificación debe ser inmutable, también debe ser imposible de replicar, y por supuesto, imposible de falsificar.

Todos estos problemas se solucionaron con 2 cosas: la criptografía y la blockchain de Ethereum.

Ethereum fue el hogar elegido por la comunidad para desarrollar los primeros NFT, gracias a su capacidad de inmutabilidad, transparencia, y seguridad a la hora de almacenar datos únicos. Con esto, Ethereum permite que se puedan registrar certificados digitales encriptados y vinculados a cualquier activo, que sean posibles de auditar y que tengan características no fungibles.

De hecho, los NFT son creados de manera fácil en Ethereum bajo un estándar propio llamado ERC-721.

Quote: existe un estándar llamado ERC-1155 que también es utilizado para crear tokens no fungibles sobre Ethereum.

El auge de los NFT

Bajo esta explicación, se entiende la posibilidad de crear activos digitales cien por ciento únicos, y por lo tanto coleccionables, sobre la red de Ethereum. Esta posibilidad activó una nueva industria que abarcó desde los deportes hasta el arte.

De hecho, grandes equipos de fútbol se han volcado a esta nueva revolución para producir sus propios coleccionables digitales dedicados a los fanáticos de este deporte. Equipos como el FC Barcelona, Paris Saint-Germain y el Atlético de Madrid ya cuentan con sus propios NFT emitidos en Ethereum gracias a este desarrollo.

Si quieres leer más sobre los NFT y el deporte, te recomendamos nuestro artículo titulado “El impacto de los tokens no fungibles en la industria del deporte“.

Un factor importante de estos NFT sobre Ethereum es que son transferibles. De la misma manera en que podemos enviar 1 DAI a otro usuario cualquiera, podemos enviar nuestro coleccionable a otra persona sin importar su ubicación geográfica.

De esta forma, podemos pensar en el potencial que tienen los NFT para el sector artístico. Una nueva forma en la que los artistas pueden representar su arte, exponerlo de manera globalizada y venderlo a cualquier interesado en cualquier parte del planeta a través del Internet.

Su arte no podrá ser replicado, y básicamente, lo que certifica que alguien es el dueño de él es la posesión del certificado digital de la blockchain de Ethereum en una wallet, de la misma manera en la que esta wallet te puede mostrar que eres dueño de una cantidad de DAI.

Almacenar arte digital, y cualquier NFT es tan sencillo como tenerlo en tu wallet de Ethereum, de la misma forma en la que almacenamos DAI u otra criptomoneda de Ethereum.

¿Hasta dónde llega el criptoarte?

La industria del criptoarte ha crecido tanto, que ya vemos espacios digitales construidos específicamente para desarrollar, certificar y comerciar piezas artísticas como NFT sobre Ethereum. Como ejemplo tenemos a Rarible.com, NiftyGateway.com o SuperRare.com, que funcionan como marketplaces especialmente diseñados para este nicho.

Sobre los artistas, se ha creado un grupo nuevo y activo de creativistas, ilustradores y creadores de arte digital especialmente dedicados a los NFT. Beeple es el nombre de uno de estos criptoartistas más populares, sus obras han llegado a presentarse en la casa de subastas de arte Christie’s, donde anteriormente se han vendido obras de Vincent Van Gogh o Pablo Picasso.

Actualmente, la obra “EVERYDAYS: THE FIRST 5000 DAYS” de Beeple, que representa 5.000 creaciones artísticas digitalizadas hechas en 5.000 días distintos, tiene una oferta de $9,75 millones de dólares en una subasta de Christie’s.

La obra de Beeple comprende su mayor colección de arte digital nunca antes vendida en conjunto.

Y como en el caso de Beeple, la globalización del arte en donde el artista, el coleccionista y el espectador se conectan de la manera más fácil posible, fue una obra que solo pudo haber sido realizada por la innovación de los NFTs.