¿Qué es y cómo funciona Polkadot (DOT)?

Polkadot, la innovadora plataforma blockchain fundada por Gavin Wood, cofundador de Ethereum, llegó a Buenbit. En este artículo te contamos de qué se trata este protocoloy cuál es su propuesta de valor.

Uno para todos, todos para uno

La primera prueba de concepto de Polkadot data de 2018, pero su lanzamiento fue en mayo de 2020. Esta blockchain fue fundada por la Fundación Web3, cuyos creadores son Gavin Wood (cofundador de Ethereum), Robert Habermeier y Peter Czaban.

Wood, quien también fue creador de Solidity (el lenguaje de programación de Ethereum), envisiona a este protocolo como el encargado de brindar la interoperabilidad que tanto hace falta en el ecosistema cripto. 

El mayor problema que Polkadot busca resolver es el de lograr la comunicación entre las diferentes blockchains existentes en la industria. Una tarea compleja que sin dudas se trata de un elemento cada vez más necesitado por el sector

Hoy en día, hay muy poca interoperabilidad entre los diversos protocolos. Cada red funciona de manera autónoma sin la necesidad de interactuar con otras blockchains. Esto deriva en una experiencia de usuario nada óptima, ya que las opciones para mover fondos de una red a otra terminan siendo muy limitadas. 

Con esto en mente, y queriendo construir un futuro regido no por una sola red, sino por un conjunto complementario de monedas, es que aparece Polkadot.

La red de redes

Polkadot se construyó de manera particularmente diferente a otras redes. Se utilizó un framework de desarrollo blockchain llamado substrate, ideado para facilitar a cualquier desarrollador el crear su propia blockchain. De esta manera, se facilita la interoperabilidad. 

La red es de carácter fragmentado, está compuesta por una cadena base llamada relay chain que conecta y asegura el conjunto de cadenas laterales conocidas como parachains. Estas serán redes que pueden contar con su propio token y optimizarse para diferentes casos de uso. 

Asimismo, a través de bridges (puentes) específicamente desarrollados para ello, estas cadenas podrán conectarse con las blockchains externas tales como Ethereum, Bitcoin o Cardano.

Por otra parte, esta arquitectura de cadenas fragmentadas permite atacar también la cuestión de la escalabilidad. Gracias a que cada parachain permite procesar transacciones, nos encontramos frente a un protocolo capaz de ejecutar paralemente múltiples transacciones, elevando de esta forma el límite total de ellas de forma considerable.

Además, en caso de que una parachain se encuentre congestionada, no afectará al resto de la red, algo sumamente notable. Esto deja relucir la eficiencia de la arquitectura fragmentada que Pokadot posee. Vale mencionar que Ethereum también está transicionando a una blockchain de este tipo con su actualización 2.0.

En cuanto a su mecanismo de consenso, el mismo está basado en Proof of Stake, lo que permite a quienes posean DOT, la moneda nativa de Polkadot, obtener ganancias a través del staking

Además, dicha moneda sirve para pagar las comisiones de red y para votar en las decisiones de gobernanza del protocolo. Parte de esa gobernanza implica también decidir cómo utilizar un fondo de dinero propio creado con parte de las comisiones de red pagadas. 

Asimismo, será necesario bloquear DOT para permitir el funcionamiento de las parachains. Esto es así ya que las mismas dependen de la seguridad que otorga la red de base. 

El enfoque propuesto por Polkadot para lograr la interoperabilidad y escalabilidad que la industria cripto necesita sin duda es novedoso y único. De lograr todo lo que se propone, el éxito sin dudas estará a su alcance.