¿Qué es y cómo funciona Solana (SOL)?

Solana, una de las blockchains más rápidas de todo el ecosistema aterrizó en Buenbit. En este artículo nos adentramos  en este protocolo, cómo funciona y cuál es su propuesta de valor.

Potente, veloz y barata

Fundada por Anatoly Yakovenko, Solana es una blockchain de propósito general de código abierto pensada y capacitada para la ejecución de contratos inteligentes y aplicaciones descentralizadas. 

En este aspecto, Solana es una blockchain base del mismo modo que lo son Ethereum o Bitcoin. Sin embargo, a diferencia de estas, Solana es una blockchain con un mecanismo de consenso  único, basado en Proof of Stake.  

Con una producción de bloques cada 400 milisegundos, la rapidez de procesamiento que obtiene Solana está en escalas de magnitud nunca antes vistas para una blockchain base. 

Solana puede llegar a procesar alrededor de 50.000 transacciones por segundo, superando incluso a Visa. Como comparación, Cardano procesa alrededor de 200 y Ethereum 15 aproximadamente. 

A diferencia de otras, Solana no pretende depender de soluciones de escalabilidad pensadas como nuevas capas.  En lugar de ello, apuesta a la potencia del hardware, cuya innovación constante permitirá escalar la red. 

Es importante destacar de todas maneras, que debido a esto Solana posee requerimientos de hardware elevados para poder tener un nodo validador en la red. Lo cual puede poner trabas a una mayor descentralización del protocolo. 

Por otra parte, para crear bloques, al tratarse de un Proof of Stake, es necesario poner en staking su token nativo SOL. Si bien no hay un monto mínimo, a mayor SOL depositado, mayores chances de crear un bloque. 

Es solo cuestión de tiempo

Para que Solana pueda alcanzar altos niveles de velocidad con comisiones de red bajísimas este protocolo posee una cualidad propia muy interesante: su particular Proof of History

De manera muy general, esta característica del protocolo lo que hace es marcar con un timestamp las transacciones. De esta forma, los diferentes nodos no tienen que perder tiempo poniéndose de acuerdo en el orden en el que se encadenan los bloques en la red. 

Quote: Un timestamp es el equivalente a un sello digital con referencia a un tiempo específico. Tener un timestamp permite verificar el momento de creación de la información que lo posea.

En otras blockchains, los distintos nodos se toman su tiempo verificando el correcto orden de los bloques e incluso compitiendo para ver quién puede agregar el próximo. En Solana, verificar el orden en el que se sucede la información es una tarea mucho más eficiente y consume mucho menos tiempo gracias a esta característica.  

Con respecto a su política monetaria, debido a las recompensas por staking, la inflación de Solana hoy en día es de aproximadamente 8%, con miras a ir reduciendo un 15% anualmente hasta llegar a un estimado de 1,5% anual. A su vez, quema un porcentaje de las comisiones pagadas por cada transacción. 

El ecosistema dentro de esta blockchain viene creciendo a pasos agigantados, sin embargo, todavía tiene mucho camino por recorrer. Es crucial tener en cuenta que Solana se encuentra aún en una fase beta de desarrollo, y eso explica en parte sus problemas de inestabilidad.

Lo que sin duda es cierto es que esta potente blockchain trajo consigo grandes innovaciones y su floreciente ecosistema no hace otra cosa más que expandir el desarrollo cripto, aportando al crecimiento de la industria en general.