Un relato de cómo las criptos cambiaron una vida: la historia de Leonel

Autora: Diana Aguilar.

Una historia reciente conmovió a las redes sociales por el impacto de DeFi como medio para brindar alternativas financieras a usuarios en Latinoamérica. Tal es el caso de Leonel, un joven argentino que accedió a contarnos más de cómo fue su experiencia ingresando al mundo de las criptomonedas, una experiencia que según él, le cambió la vida.

En una reciente publicación hecha a inicios de semana en Twitter por Romina Sejas, una de las mujeres influyentes en el área de DeFi en Argentina, el criptomundo se enteró de la historia de Leonel. El joven de 26 años le contó a Sejas en audios y videos su radical experiencia aprendiendo y empleando a usar criptomonedas en DeFi y cómo éstas impactaron en la calidad de vida de su familia.

Ahora, Leonel accedió a contarnos más a fondo sobre su experiencia que data desde hace tan solo un año, cuando se aventuró a aprender sobre DeFi.

DA: Cuéntanos de tu vida previa a descubrir de las criptomonedas y los airdrops. ¿A qué se dedican o dedicaban tus padres? ¿Cómo aprendiste del manejo del dinero al crecer?

L: Mi padre es camionero y mi madre últimamente trabaja como personal doméstico. Ninguno de los dos terminó la secundaria. Si bien no venimos de pobreza extrema y el pan nunca faltó en la mesa, la plata no sobraba. Ni siquiera teníamos internet. Teníamos una de esas teles de antes, re gorditas.

En la escuela pública siempre me interesó mucho el idioma inglés y por otro lado mis compañeros del colegio me iban explicando cómo podía ir ahorrando. Antes pensaba mucho en qué era el plazo fijo o en fondos comunes de inversión, que te dan rendimientos en pesos. Ahora me río de eso, digo, a ver: genero ingresos pasivos en pesos y es súper poco en comparación con lo que hago en criptomonedas. No estaba bancarizado tampoco, ni nadie en mi familia.

“No sabés todo lo que me pasó, perdí el laburo por pandemia, me volví con mi vieja, saltó una deuda de la casa y la pude pagar con el airdrop de @PoolTogether_”

Leonel

DA: ¿Cuál fue el mayor impacto de comenzar a utilizar criptomonedas?

L: Todo nació del hecho de que estaba y sigo metido en muchos grupos en Facebook de MercadoPago, Brubank, Ualá y otras Fintechs, lo que fuera para tener conocimientos de las finanzas tradicionales y sacarle un poquito de rendimiento a lo poco que teníamos.

Investigando sobre plazos fijos me sale un anuncio en Facebook sobre Buenbit. Recuerdo claramente que al principio no le prestaba atención porque pensaba que era una estafa. Me generaba algo miedo porque no quería perder lo único que teníamos de plata. Un día entré a investigar y empecé a aprender sobre DAI y pensé que era muy interesante. 

En Argentina el dinero se devalúa con el tiempo y yo no quería quedarme en pesos, sino encontrar otras alternativas para evitar eso. Cuando hice mi primer depósito en Buenbit pensé “capaz un día entro a la plataforma y ya no existe la página”, estaba muy paranoico. Pero cuando vi que esto no pasaba, me puse a investigar más sobre DAI.

Algo que tengo que agradecer mucho a Buenbit es el contacto constante con los usuarios en sus redes y desde su blog. Yo me uní a su grupo de Telegram cuando éramos re poquitos (unos 200 o 300 miembros) y desde ahí comencé a involucrarme cada vez más. Preguntaba mucho, especialmente a Romi (Romina Sejas, ex-Community Lead) y me saqué un montón de dudas. Luego de eso me uní a otro grupo, DeFiLATAM, que está lleno de grosos que te responden tus dudas con material educativo.

Todo en conjunto fue un cambio de paradigma gigante. Todo esto se dio desde hace un año, yo no sabía de la existencia de las criptomonedas hasta abril del año pasado.

DA: ¿Hubo algún momento en que decidieras que las criptomonedas eran una buena alternativa para el resguardo del valor de tu sueldo?

L: Justamente porque el peso se devalúa cada vez más y aparte por el concepto de las finanzas descentralizadas, es impresionante que personas sin importar su condición social -el claro ejemplo soy yo, digamos- puede echar mano a esto.

“Vengo de una familia humilde. Soy el primero en terminar la secundaria. […] Cuando entré al mundo de las criptomonedas, me sentí DIGNIFICADO. Nosotros no teníamos ni internet. El airdrop de $UNI me lo patiné en materiales para la casa”.

Leonel

DA: ¿Podrías decirnos cuánto de tu salario comenzaste a dedicar al principio en DAI y cuánto dirías que te tomó entrar en confianza con herramientas como PoolTogether? 

L: Yo recuerdo que la primera platita que le metí a DAI fue de unos 2 mil pesos, súper poquita plata. Le empecé a agarrar más confianza cuando empecé a usar el Telegram, a unos dos o tres meses de comenzar. Ahí fue cuando dije “esto es lo que quiero, ya el peso no existe para mí”. Ahí fue cuando decidí comenzar a ahorrar todo lo posible en criptomonedas.

Y si soy sincero, al principio me costó un poco entender, pero siempre había alguien en los grupos de Telegram que me mandaba un tutorial para principiantes o para “tontos” y como te lo explicaban todo súper sencillo ya no era tan difícil involucrarme de lleno.

DA: ¿Cómo fue tu primer airdrop? ¿Qué significó para ti obtener tus primeras ganancias por apostar por un proyecto crypto?

L: El primer airdrop que tuve fue el Uniswap. Recuerdo que (para participar) había usado Metamask, que lo saqué de un tutorial para principiantes y no fue tan complicado. Ese lo hice de peer-to-peer.

Al principio sinceramente no lo creía. Veía que tenía esa plata en Metamask y era como “¿realmente la tengo?”, posta, no caía en cuenta. Tampoco le había contado nada a mi familia, y un día fui y le dije a mi mamá “ma’ me gané plata por interactuar con criptomonedas” y  mi mamá ni siquiera sabía lo que era una criptomoneda. 

Una gran parte de la casa estaba pelada, era solo ladrillos. Fue bastante impactante porque cambió totalmente la calidad de vida de mi familia porque pudimos decir “bueno este invierno ya no va a hacer frío”. Esto porque ya podíamos tener ventanas y puertas, no teníamos nada de eso en casa. Fue poder decirle a mi mamá que íbamos a poder estar un poco mejor y eso nos cambió todo.

DA: ¿Y a qué dedicaste esas primeras ganancias en airdrops?

L: Bueno, toda la parte de adelante de mi casa no tenía piso, revoque, fino, ventanas ni puertas. La plata se destinó para eso y para conectar un servicio de internet y un SmartTV. Parte de esa plata, lo poco que sobró, lo usé para seguir interactuando con criptomonedas.

Yo también había metido mis DAI y USDC en PoolTogether y no tenía ni la menor idea de que iba a haber otro airdrop y eso lo usé para mantener los gastos de mi casa.

DA: ¿Cómo ves el uso de airdrops para ayudar a personas en una situación similar a la que has vivido? ¿Consideras que si intentaran ahora, tendrían resultados similares a los que has tenido?

L: Absolutamente. Lo mejor de todo es que está al alcance de cualquier persona. No es necesario tener una computadora o grandes cosas. Solo necesitas un teléfono celular y descargarte Metamask, te hacés una cuenta y es súper fácil. Es completamente opuesto a las finanzas centralizadas.

Y es que a ver, para abrirte una cuenta de banco necesitas un trabajo en blanco, para sacar un préstamo necesitas un historial crediticio… Todo lo que no se puede hacer en las finanzas centralizadas lo puedes hacer en el mundo DeFi. Incluso a todo mi círculo íntimo de amigos si se los recomiendo, les digo que no se queden en pesos que compren DAI, ether, que interactúen con esto, motivado por la curiosidad y por mi experiencia personal.

Estoy absolutamente convencido que no soy el único que pasó por esto, debe haber muchas más personas especialmente en Latinoamérica con una historia como la mía, solo que mi historia se hizo conocida. Pero lo importante es sentirte dignificado y decir pucha, no importa tu condición social el mundo de las finanzas descentralizadas está ahí al alcance de tu mano.