Volatilidad en el mercado. ¿Es normal? Te lo contamos.

La volatilidad en el mercado durante el último cuatrimestre del año fue en líneas generales relativamente alta y no precisamente al alza. Esto sin dudas puede provocar pesimismo, pero lo concreto es que no es la primera vez que sucede y no será la última. 

Una cuestión de perspectiva

Desde que Bitcoin comenzó a cotizar de manera constante en aquellos primeros exchanges cripto, la volatilidad de su precio en el mercado cambiario es una constante. Los movimientos al alza se complementaron con intensos períodos a la baja. 

Esta volatilidad fue siempre una característica determinante de la primera criptomoneda y no fue algo que cambió con la llegada de las siguientes. Si hay algo seguro en el mercado cripto es que sus precios tienen cambios abruptos en cortos períodos de tiempo. 

Realmente es único el tipo de crecimiento exponencial de este tipo de activos. Como ejemplo podemos ver a Apple, una de las compañías más importantes del mundo. Recientemente cumplió 40 años cotizando en bolsa, y tuvo su mejor período al alza durante marzo del 2003 a diciembre de 2007, aumentando el precio de su acción 27 veces aproximadamente. 

Fuente: Tradingview.com

En contrapartida, Bitcoin, en una de sus fases de mayor crecimiento vertiginoso, aumentó su valor alrededor de 322 veces en un período que va desde noviembre de 2011 a noviembre de 2013. 

Fuente: Tradingview.com

Por supuesto que hay muchísimos factores a tener en cuenta y las comparaciones de este estilo pocas veces son realmente útiles. Se trata más bien de una cuestión ilustrativa. Además, tampoco hay que dejar de lado las abruptas caídas del precio de Bitcoin también. 

No son muchos los activos que puedan jactarse de seguir existiendo después de más de una caída del 80% de su valor. Bitcoin tiene tres de ellas, y un par más mayores al 50%. 

La volatilidad de Bitcoin sin lugar a dudas aminoró en los últimos años, con cada vez mayor adopción y legitimidad, el activo está tendiendo a una menor fluctuación de precio, lo cual es completamente lógico, ya que a mayor capitalización de mercado, más difícil es mover su precio. 

Nunca hay que perder de vista el poco tiempo de existencia de este activo y de toda el sector en su conjunto que gracias a él existe.

2021: Un año de Bull Market

Así como no hay que perder de vista lo reciente que es el sector, tampoco hay que perder de vista una de sus características principales: acceso global, continuo y a un costo prácticamente nulo.

Esto quiere decir que cualquiera en cualquier lugar del mundo, solo con internet y con muy poco capital puede ya aportar liquidez al ecosistema adquiriendo alguna cripto, lo que explica en parte también por qué son tan dinámicos los movimientos de precios en el conjunto de criptomonedas. 

Por otra parte, si bien desde alrededor del principio del último cuatrimestre comenzó un movimiento a la baja importante, no hay que perder de vista el espectacular movimiento al alza que el conjunto del sector viene teniendo desde fines del 2020. 

Aún contando con estos movimientos bajistas, veamos el desempeño de las principales monedas del ecosistema durante ese período de tiempo. 

Bitcoin aumentó su valor 4 veces desde el comienzo del último cuatrimestre del 2020 hasta este fin de 2021

Fuente: Tradingview.com

Polkadot hizo lo suyo aumentando 5 veces y media su valor de mercado. 

Fuente: Tradingview.com

Ethereum multiplicó diez veces su valor. Nada mal, ¿no?

Fuente: Tradingview.com

Polygon tuvo un impresionante desempeño con un aumento de casi 15 veces su precio. 

Fuente: Tradingview.com

Cardano tampoco se quedó atrás y multiplicó por 16 su cotización de mercado. 

Fuente: Tradingview.com

Binance Coin, superó ampliamente esa marca incrementando por 22 veces su precio de mercado en ese mismo período de tiempo. 

Fuente: Tradingview.com

Por último, el gran premio se lo lleva Solana, que aumentó su cotización nada más ni nada menos que 61 veces en este período de tiempo. 

Fuente: Tradingview.com

Si eliminamos las correcciones y solo tenemos en cuenta los all-time high, el aumento sería en algunos casos incluso mayor. Pero las correcciones no se pueden ni deben eliminar, son parte sustancial de cualquier activo. Necesarias para seguir creciendo, necesarias para separar la paja del trigo. 

Nadie sabe qué pasará en el futuro, puede que esta corrección sea pasajera o puede que derive en una tendencia decreciente de más largo plazo. Lo que importa es nunca perder de vista el cuadro general y ser conscientes de lo que implica invertir nuestro dinero en el rubro. 

Ver las posibles ganancias que se podrían haber conseguido es muy fácil con el diario del lunes. Aguantar las bajas no es para cualquiera. Nadie tiene la bola de cristal, por eso siempre es lo más importante realizar una debida investigación antes de tomar cualquier tipo de decisión financiera.